El Ozono en la agricultura

01 / Desinfección de embalses de riego, eliminando algas y consiguiendo un agua de calidad para el riego de los cultivos.

02 / Regeneración de suelos contaminados con posterior inoculación de microorganismos beneficiosos para una inmediata reutilización.

03 / El riego agrícola con agua ozonizada elimina hongos, bacterias, nemátodos y otros patógenos del suelo evitando el uso de plaguicidas, herbicidas y productos químicos, logrando cosechas sanas y biológicas.

04 / La pulverización de agua ozonizada sobre el tronco y el fruto elimina patógenos y enfermedades de la madera y el fruto.

05 / La ozonización de fuentes, embalses y charcas consigue controlar los mosquitos, causantes y transmisores de enfermedades y epidemias.

06 / Desinfección y potabilización del agua, incluso en las más duras condiciones.

07 / Lavado y desinfección de frutas y verduras en la postcosecha.

Ozono Agricultura Cultivos